lunes, 2 de diciembre de 2013

"IN VINO VERITAS" verano 2013 - Bodega Protos en Peñafiel (Valladolid) (y XII)


21 de julio. Bodegas Protos

Estas bodegas están debajo del castillo ya que la parte subterránea se encuentra allí. Actualmente tienen las nuevas atravesando la carretera. Esta nueva obra es de Richard Rogers el que construyó la T4 de Barajas y es una estructura de bóvedas muy interesante.





Protos que quiere decir el primero, nace en 1927 nació con la denominación Peñafiel y también como Ribera de Duero, de hecho las bodegas más antiguas en Peñafiel tienen ese nombre.

En 1980 abren las bodegas Anguix en Burgos que es donde están la mayor parte de los viñedos. En el 2000 hacen la nueva bodega. Usan uva tempranillo y tienen 1500 hectáreas, propias 105 y el resto hasta 1500 lo compran a otros propietarios. La marca Protos tiene también viñedos en Rueda con verdejo, concretamente en La Seca (Valladolid).

Visitamos la zona de envejecimiento en barricas que es la parte más antigua. Las galerías están excavadas a pico y pala y reforzadas por arcos de ladrillo y orificios de ventilación llamados luceras, estas luceras pueden tener hasta 60 m de altura. Debajo de este nivel hay cuatro depósitos de cemento que están impermeabilizados y hay que cepillarlos desde dentro.

En la parte construida en los 80 se empleó la tuneladora para hacer las galerías que también están reforzadas con arcos de ladrillo. La temperatura aquí oscila entre 12º y 16º y la humedad es de un 85%. Cada tres años limpian de moho las paredes de las galerías.





La producción del vino que llaman Protos roble es de 2000000 de botellas, del crianza 2500000.
En la ampliación última del 2000 han recubierto de cemento las bóvedas y las paredes. En los pasillos hay unas tuberías flexibles para trasegar el vino desde los depósitos del suelo a las barricas. Las barricas se rellenan hasta arriba para que no entre nada de oxígeno y por lo tanto las piqueras están puestas sin inclinación, los tapones de las barricas son de resina. A los tres meses ha mermado un poco el vino en la barrica y hay que decantarlo y trasegarlo con las bombas de trasiego. Se llenan los depósitos de nuevo, se lavan las barricas a 80º y se vuelven a colocar en los pasillos primero boca abajo, luego se les mete una pastilla de azufre para eliminar oxígeno y bacterias y para retrasar la oxidación. Después la barrica se vuelve a llenar.

En la bodega nueva hay 14000 barricas mitad de roble americano y mitad  francés. Tienen una vida de 4 a 5 años y después se venden. El control de los trasiegos se hace informáticamente.

En la parte de los años 90 están las cubas metálicas. Después de trasegarlo se pasa a esta zona y se analiza para que después siga envejeciendo, después se vuelve a meter en las barricas de roble. En las cubas metálicas se van depositando impurezas por decantación, aquí la techumbre es de cemento y en el exterior recubierto de tierra.

Vamos al antiguo botellero donde ahora están las barricas vacías en jaulas durmientes para ir rellenándolas. Esta zona sirve también para lavar las barricas.

A la bodega nueva de Richard Rogers se accede por un pasillo que va por debajo de la carretera, el vino pasa a través de los vinoductos y tuberías flexibles. En esta parte están los vinos de alta gama en barrica nueva. Hay barricas con un tapón de acero inoxidable distinto cuyo vino pertenece a las viñas del Grajo Viejo, de este vino se sacan 9000 botellas sólo si la añada es buena. Es por decirlo así la crème de la crème.

En estas barricas se hace la fermentación alcohólica de este Grajo Viejo y luego pasa a barricas para hacer la maloláctica y después 1 año en botella, es un vino para carnes y postres porque tiene entre otros, sabores de caramelo.

Vamos ahora al botellero, las botellas están en jaulas metálicas a 13 m de profundidad, la temperatura no es superior a 15º y la humedad al 50%, puede haber 3000000 de botellas, en la botella los taninos van desapareciendo un poco, pueden estar 6 meses, un año, dos o tres años dependiendo del tiempo que haya estado en barrica. Lo normal es que si está en barrica 6 meses en botella esté un año. Si está un año en barrica, en botella 2 años y si está 2 años en barrica, en botella 3 años.











En la planta que está a nivel de calle es donde se hace el despalillado, la selección, luego se estruja, se hace la torta y con el resto se llenan los depósitos para la fermentación alcohólica, hay que mover diariamente esta masa durante 10 o 15 días, ahí se hace la fermentación maloláctica.

Terminamos la visita en esta misma planta a nivel de calle en la tienda y antes la cata. Como ya somos “expertos” hacemos una cata impecable y luego alegremente adquirimos de todo un poco.




Comemos en Peñafiel y por la tarde a Balbuena, dando un paseo por Olivares de Duero que tiene una magnífica iglesia, aunque la tarde está tormentosa.




Al día siguiente nos despedimos de la Ribera del Duero cargados de buenos ratos y de botellas de vino hasta otra ocasión.

Podría ser interesante para completar leer los Episodios Nacionales de D. Benito Pérez Galdós Serie III Cristinos y Carlistas y Zumalacárregui.

  

Terminado de escribir en Medina Sidonia a 26 de Julio del 2013.

Textos: Ximena Prieto
Fotografías: Miguel Roa

domingo, 24 de noviembre de 2013

"IN VINO VERITAS" verano 2013 - Peñafiel (Valladolid) (XI)


21 de Julio- Peñafile (Valladolid)

Nos vamos a Peñafiel. Primero vemos la ciudad y a las  12 tenemos la visita de las bodegas Protos.
El monumental castillo lo mandó construir Don Juan Manuel y su construcción va desde el siglo XI al XV. 

















El mismo infante está enterrado en el Convento de San Pablo, en una capilla dentro de la iglesia. La iglesia es gótico mudéjar y la capilla renacentista tanto por fuera como por dentro, del periodo plateresco, muy interesante y también muy interesante la proyección que se puede ver por un euro dentro de la misma capilla.













Vamos a la plaza de Toros llamada El Coso, es una plaza cuadrada con casas de madera con grandes balconadas ya que para ver los espectáculos las familias tenían vistas en propiedad. Dos laterales están protegidos con estacas y hay dos palcos, la plaza de toros se pone en medio.
Hacia el interior del casco antiguo hay una calle con soportales y la playa del río Duratón, cerca el Convento de las Claras que ahora es un hotel y Spa.














Se acerca la hora de ir a las bodegas Protos. 

Texto: Ximena Prieto
Fotografías: MIguel Roa