martes, 29 de octubre de 2013

"IN VINO VERITAS" verano 2013 - Sos del Rey Católico (La Rioja) (VIII)



19 de Julio hacia Sos del Rey Católico


De camino comemos en Allo y por la tarde llegamos a Sos, una de las Cinco Villas, su historia está muy relacionada con el reino de Navarra y posteriormente con el de Aragón.

El hotel está en la Plaza de la Villa, conseguimos meter el coche por una de las puertas y aparcamos en la misma plaza, plaza en la que está el ayuntamiento, palacio renacentista magnífico y al lado el arco del Mercado, enfrente el Palacio Escuelas mandado construir  por Gil de Jaz y un poco más arriba la Lonja.



Nos acomodamos y vamos a ver el Palacio Sada donde nació el rey Fernando y allí además de ver el palacio nos dan una explicación a través de un audiovisual sobre su vida y su época muy interesante.

El Palacio de Sada es del siglo XIII, Fernando el Católico nace aquí el 10 de Marzo de 1452 porque sus padres el rey Juan I y la reina Juana Enriquez venían huyendo de la guerra en Navarra. El palacio tiene almenas y posteriormente se le añadió un jardín a costa del barrio judío, es decir, el dueño pide al rey Fernando que consiga que el Baíle judío de Sos le ceda un terreno para hacer el jardín y así lo hace. Sos tenía una judería amplia detrás del Palacio de la que quedan varias calles.
Las casas de Sos son de piedra dorada en sillares o bien en aparejo rústico, portadas de piedra en arco de medio punto y apuntado y palacios de sillares pulidos y escudos.











 La iglesia tiene un atrio lateral románico y  debajo la cripta primitiva, sobre ella un pórtico románico, en el tímpano el tetramorfos, la parte inferior sustituida por dos pilares y arco rebajado renacentista. El pórtico se cubre con bóveda de nervios. Ancianos del Apocalipsis en arquivoltas y en jambas apóstoles.




Desde el Castillo que está justo encima y del que queda una torre se ve todo el paisaje de la tierra de las Cinco Villas.






Cenamos en el pueblo y paseamos arriba y abajo, pero nos quedó una puerta sin visitar y una plaza de la que nos habló el dueño del hotel al día siguiente. 




Nos comentaba mientras nos servía un opíparo desayuno que unas sillas que antes estaban repartidas por todo el pueblo, ahora estaban todas juntas en una plaza porque el alcalde lo había decidido así y eso había dado mucho que hablar en el pueblo, no entendíamos de que sillas se trataba y él repetía ¿Pero no han visto las sillas? Ante tal insistencia nos dirigimos a donde nos indicó y encontramos la plaza y las sillas. Son unas sillas de bronce del tipo de director que están rodeando a la escultura del director de cine Luis García Berlanga que  a su vez está sentado en otra silla, en cada silla están grabados los nombres de los actores, como Alfredo Landa, Paloma Cela etc. Y delante de cada silla en el suelo una claqueta de bronce. Delante de Berlanga una placa en la que está grabada la fecha de la realización de la película La Vaquilla. Esta película puso de moda el pueblo y todavía se habla del acontecimiento, aunque después se han grabado más películas y series.





 El desayuno en la terraza debajo del arco del Mercado consistió en tostada de pan con huevo frito encima, jamón serrano, tostadas con aceite y tomate o bien mantequilla y mermelada, café el que quisiéramos y un enorme zumo de naranja natural ,pensamos que no entraba en el precio y al preguntarle nos dice con su simpático acento maño:

 ¡ Desayuno gratuidad!


Texto: Ximena Prieto y Fotografías: Miguel Roa

jueves, 10 de octubre de 2013

"IN VINO VERITAS" verano 2013 - Museo Dinastía Vivanco en Briones (La Rioja) (VII)



19 de Julio 

Museo Dinastía Vivanco en Briones (La Rioja)

Hacemos una parada en el museo de la cultura del vino de Briones, propiedad de la familia Vivanco que comercializa sus vinos como Dinastía Vivanco. Quizá sea el mejor museo del vino del mundo. Rodeada por sus viñedos la hacienda está en medio y en frente el complejo del museo en donde están las bodegas en el subterráneo y en el resto de plantas, a las que se accede mediante rampas, están el museo, la cafetería, la tienda y en el exterior el Jardín de Baco. 









En el jardín de Baco la estatua del dios preside, detrás de él un semi templete hecho con ciprés y a su alrededor en filas en paralelo las distintos tipos de variedades de vides del mundo.




Sobre la bodega para conservar la humedad y la temperatura hay un gran jardín terraza con hierbas aromáticas. En medio un templete de cristal con el ascensor para bajar a las bodegas.




El museo se divide en  secciones referentes al origen del vino, las técnicas, la etnografía y el modo de vida, es decir la cultura del vino. 




Tiene la mayor colección de sacacorchos y en cuanto a máquinas, enseres, etc. es completísimo. 



Además la colección de arte es impresionante, desde mosaicos romanos y paleocristianos a objetos egipcios, persas, obras de Picasso, Miró, todas con referencia al vino. 









Es un museo muy didáctico, muy entretenido, muy bien organizado, el espacio en sí es muy interesante y actual y el entorno precioso, con el pueblo de Briones enfrente. Colina de viñedos frente a colina con el pueblo. 



Pasamos por la tienda y compramos unas botellas y a nuestro pesar tenemos que seguir camino porque hay que llegar a dormir a Sos del Rey Católico.

Textos de Ximena Prieto y fotografías de Miguel Roa.