domingo, 18 de noviembre de 2012

Viaje a Croacia y Eslovenia (II)


 

 29 de julio 2012 domingo

Visitamos con guía la ciudad baja y la alta. Muchos palacios barrocos, casi todos hechos por el arquitecto alemán Herman Bolle, al estilo austriaco, un precioso jardín botánico y un parque en U que está rodeado por los edificios de las embajadas, entre ellas la de España, muchas obras de Iván Mestrovic como un pabellón redondo de piedra caliza blanca de la isla de Brac.
En Zagreb los transportes públicos son azules. Vamos en el autobús hacia el parque que es un cementerio, enfrente se ve la montaña de los osos que se llena de nieve en invierno, oso en croata es mevdev. Al pié de la colina está la zona residencial de casas con jardín. Llegamos a las Arcadas que es el cementerio, en el centro de la entrada un frontón con cúpula semiesférica y en los extremos remata con otras cúpulas formando una avenida de cúpulas en bronce oxidado, los muros están cubiertos de hiedra. El autor es Herman Bolle, alemán. Desde dentro las bóvedas continuas forman una gran perspectiva, una tumba aquí cuesta 100.000 euros, dentro el parque se extiende hasta el infinito. Leo muchos apellidos alemanes como Werner. La construcción por fuera es de ladrillo y piedra, por dentro las bóvedas están estucadas al estilo de la plaza de la Annunziatta de Florencia de Brunelleschi.













Paseamos por la puerta del arco de la virgen y al lado hay una casa con farmacia, que lo sigue siendo hoy y que perteneció al bisnieto de Dante Alighieri, Nicolo Alighieri, la calle se llama Kamenita Ulica (calle de piedra). Al lado, en la plaza de San Marcos está el Parlamento y el Gobierno, que ocupa un edificio al lado de una antigua iglesia con tejado de mayólica del tipo de los de Bratislava, con el escudo de Croacia, los cuadrados son 25 que representan las regiones de Croacia.















La moneda croata se llama kuna que quiere decir marta (el animal). La puerta de la iglesia es del siglo XV, en la plaza la guía nos cuenta que hay una placa dedicada a una cantante de ópera llamada Milka, por su nombre el empresario Suchard le puso Milka a sus chocolates.
Un poco más allá está la casa de Tesla, el gran científico.



























Nos dejan tiempo libre y vamos al mercado y después comemos en una pizzería enfrente de la catedral y a la 1 salimos para Lujbljana, la capital de Eslovenia.


No hay comentarios: