viernes, 27 de agosto de 2010

Viaje a Alemania (Paseo en barco por el Rhin)


Fotos: Miguel Roa
Texto: Ximena Prieto

19 de julio de 2010 Paseo en barco por el Rhin

"Franckfurt está en el Estado Federal de Hessen, que es el centro de Alemania, uno de los estados más ricos. Esta mañana salimos en autobús para hacer un crucero por el Rhin, pasamos por la Messe, que es el centro internacional de ferias, entre ellas celebran la del libro, incluso hay un edificio que tiene forma de lápiz y así le llaman. Vamos hacia el estado de Renania-Palatinado y por la tarde entraremos en el de Baden-Württemberg. Por la ventanilla se ven campos de cultivo, frutales y algo de cereal, al fondo colinas muy suaves y pueblecitos de tejas rojas muy inclinadas, mucho bosque de cuando en cuando de robles, y abedules. En Alemania hay tres zonas desde el punto  de vista geográfico: el norte que es una llanura, el centro, llanura con montañas suaves y bosques y el sur con los Alpes bávaros.


Pasamos por Wiesbaden, capital del estado de Hessen, a la izquierda Maguncia (Meinz). Wiesbaden es la ciudad de los ricos, uno de cada 275 habitantes es millonario, aquí se unen el río Mein con el Rhein (Rhin), es un área metropolitana que incluye a Franckfurt también, de vez en cuando hay granjas y también zonas industriales.


Ahora entramos en la región del vino, región del Rhein, es decir Renania, viñedos en las colinas, en las laderas y en las partes altas bosque, como vemos Hessen es un estado al mismo tiempo agrícola y verde y por otra industrial.


Llegamos a Rudesheim um Rhein y cogemos el barco para dar un paseo de casi dos horas por el tramo más bonito del Rhin. Aquí en Rudesheim, en medio del río hay varias islas y playas pequeñas. Enfrente veo una iglesia con el típico campanario puntiagudo y en la misma margen una torre de castillo, las orillas son muy boscosas, pero de colinas bajas con algunos prados. El recorrido va más o menos de Bingen a Koblenz, que es lo que se llama el Rhin romántico, exactamente desembarcaremos en Sant Goar. Bingen tiene un castillo que en su origen era un castro romano, Bingium. Pasan gabarras con alquitrán para carreteras, en la margen derecha del río  vertientes con viñedos, las parcelas separadas por muros de piedra, en la parte superior un monumento del XIX, época de la unificación con una escultura gigantesca que representa a Germania y simboliza la unión de Alemania. La torre de los ratones tiene una historia medieval de un obispo malo y al lado están las ruinas del castillo.


Nos adentramos en una zona con mayor pendiente, de pizarras y mucho bosque, pasamos delante de un castillo fortaleza del siglo X, reconstruido en el XIX y un pequeño pueblo con un hotel llamado Kronen que es el más antiguo de Alemania, balcones de madera, buhardillas y torres, el palacio Eichsenstein, medieval y reconstruido también, otro castillo de principios del XI que Federico Guillermo de Prusia lo mandó reconstruir. Vuelven los viñedos en las vertientes, siguen los castillos y las fortalezas y los pueblecitos, aquí cambian los tejados, son todos de pizarra con sus buhardillas. Una ciudad de origen romano Bachabach, con un castillo medieval, vamos por el enésimo castillo-fortaleza, construido por Luis de Baviera en 1325, estos castillos obligaban a pagar peaje por transportar mercancías por el río, como el caso de la ciudad de Kaub, esta ciudad estuvo implicada en la guerra franco prusiana. Todos estos pueblos son lineales, se desarrollaron a lo largo del río, Kaub es particularmente bonito, con sus viñedos escalando la colina y sus casas abuhardilladas, siempre es lo mismo, la margen derecha es la de los viñedos y la izquierda es la de los bosques. Veo una torre románica con arcos ciegos y tejado a cuatro aguas, la piedra de construcción es cuarcita, de un tono oscuro.


Pasan muchas gabarras holandesas de carga, pasamos al lado de hoteles que son castillos reconstruidos en el XIX, Oberwiessel es un pueblo de fundación romana, quedan murallas y torres de defensa.
Estamos en el kilómetro 552 del Rhin, que va desde el lago Constanza hasta el mar del Norte, de aquí a la desembocadura hay el doble de kilómetros. A la derecha vemos una casa que tiene un letrero que dice “Casa de Lorelei”, la sirena del Rhin y a continuación un peñasco de 133 metros que también se llama la roca de Lorelei, aquí es donde la sirena encantaba a los marineros con su voz y los hacía zozobrar, es aquí donde el río tiene la máxima profundidad, unos 25 metros y unos 15 minutos después llegamos a Sant Goar, que es donde desembarcamos.


Cogemos el bus y nos metemos en el estado de Baden Wurtemberg, es una gran zona industrial, vemos la fábrica de BASF, la de Bosch, la Audi y la Mercedes, la capital es Sttutgart, pasamos también por Manheim, ciudad muy importante junto con Heidelberg, que es a donde vamos.


En las autopistas no hay límite de velocidad para los turismos, salvo si hay una señal que te lo indique, los autobuses si tienen  límite, no pueden pasar de 100, por mi derecha pasan coches a más de 200 seguro, que se van a incorporar a la autopista, es bestial."

No hay comentarios: