viernes, 10 de septiembre de 2010

Viaje a Alemania (Nuremberg) (II)

22 de Julio 2010 Nuremberg

"Ahora nos vamos al Nuremberg antiguo, reconstruido después de la guerra, que es una preciosidad. El origen de la ciudad  es de entre 1200 a 1400 cuando se hacen las murallas, es una ciudad imperial. El emperador Carlos IV, en 1400 pensó en buscar una ciudad en el centro del Sacro Imperio, elige Nuremberg y celebra la Dieta aquí, también se le concede una Bula, y se buscan reliquias de santos, a la iglesia de Santiago llegan peregrinos. Martin Lutero viene aquí y cuando se produce la Reforma se divide el espacio de la ciudad entre católicos y protestantes.

Cuando se produce la I revolución industrial se monta la fábrica MAN de motores y Nuremberg es la sede de las industrias Siemens, Grundig, AEG, Electrolux. Hay otras empresas como Faber Castel, Stabilo y lápices de ojos de todas las marcas de cosmética, en estas fábricas de lápices de ojos  tienen un control tan grande que tiran un porcentaje importante porque no pasan el control de determinadas firmas.

Pasamos delante de la estación del tren que está muy cerca de nuestro hotel, el Maritim y seguimos la muralla que tiene unos 5 kilómetros y un foso. El cementerio de San Juan está anexo al antiguo hospital de peregrinos, tiene multitud de flores en macetas y existe desde la edad media, tiene muchas lápidas de esa época, aquí en Alemania la gente no lleva flores al cementerio sino macetas y en Munich va la gente a ellos a pasear, son muy bonitos, como parques.

El río Pegnitz divide la ciudad en dos barrios, el de San Lorenzo que es el barrio artesano, y el de San Sebaldo.

Entramos al castillo y pasamos por delante de un restaurante que se llama la casita de la bruja, ya desde un mirador vemos en la lejanía la tribuna del zeppelín, y varias cúpulas de bronce, los tejados de tejas redondeadas y romboidales y las buhardillas. El castillo es como una fortaleza amurallada y formaba una ciudad aparte, hay bastantes edificios dentro y están habitados, tiene una plaza muy bonita justo detrás de la puerta monumental con un tilo en el centro. El castillo sólo se habitaba cuando venía el emperador, tiene partes románicas y otras góticas.

Pasamos junto a la casa de Alberto Dureo y vamos dando un paseo guiado por el centro de la ciudad.

Ahora nos vamos a comer a un restaurante al lado de la plaza que por detrás da al río, dentro del barrio de San Sebaldo, fue un antiguo hospital, está decorado en estilo medieval, comemos muy bien, un aperitivo, pan negro, mantequilla, queso, jamón dulce, sopa de verduras, salchichas de Nuremberg y patatas con salsa de mostaza, de postre un dulce de manzana, no es el apfel strudel pero es parecido."

Texto: Ximena Prieto

 
 
 
 

No hay comentarios: